Duck One Arch

Cyril Lancelin

El artista francés Cyril Lancelin invita al espectador a jugar con lugares y espacios.

Antes arquitecto de profesión, ahora artista con visión, Cyril Lancelin crea coloridas estructuras hinchables que contrastan con la arquitectura circundante, para que el espectador viva una nueva experiencia. Duck one arch representa todo esto: un enorme hinchable amarillo que serpentea por el espacio con dos cabezas de pato en cada extremo.

Este pato, derivado de la imaginería de los juguetes infantiles y del universo pop, es una representación estilizada del animal. Para el artista, la obra se convierte también en una representación de las especies animales en peligro de extinción y de los límites de los recursos de nuestro planeta, un símbolo de la transformación que experimenta actualmente nuestro planeta.

 

Biografía

Cyril Lancelin (1975, Lyon, Francia) es un artista francés.
Cyril Lancelin desarrolla una obra híbrida compuesta por esculturas, instalaciones inmersivas, dibujos, experiencias virtuales y vídeos que crean vínculos entre lo físico y lo ficticio. Parte de un vocabulario plástico basado en la geometría primitiva que vincula la arquitectura y el cuerpo humano, lo cotidiano y lo funcional, lo perenne y lo efímero, la ciencia y la naturaleza. Comenzó su carrera en los años 90 trabajando para estudios de arquitectura y artistas en París y Los Ángeles, utilizando técnicas de modelado 3D e imágenes virtuales, tras este periodo en 2016 abrió su propio estudio, Town and Concrete. Actualmente su investigación también se centra en la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada, para la exploración de las diferentes dimensiones de la realidad. Su práctica está marcada por la inmersión y el movimiento, la innovación y la búsqueda de un mundo mitad virtual y matemático y mitad real. Ha realizado sus instalaciones en diversos eventos por todo el mundo, desde China hasta Europa, desde los países árabes hasta América. Las nociones de repetición y generación paramétrica son temas recurrentes en su obra. Anticipa nuestra transición a un mundo de datos multiplicados y compartidos.

Una producción